lunes, 14 de diciembre de 2009

Solos

Solos nacimos
solos moriremos.

Solos caminamos
solos andamos.

Ya la soledad no me duele
dejó de dolerme la vida
desde el día
en que me dejó mi madre
y la vi irse
con mis propios ojos.

Solos nacimos
solos moriremos.

¿alguien me recogerá?

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que poema más duro.
Un abrazo enorme.

lola dijo...

... duro y sencillamente precioso.
La existencia estriba en que nos tiran a la vida, y la vida cansada y aburrida de respirarnos nos expulsa de su lado.
La soledad, esa que deja ver el patio interior de la casa... y lleva en su mano unas flores de intercambio y para prestar. Unos la desean compartir y otros desean adueñarse .. de la de los demás.
Doña Soledad causa respeto por ese aspecto serio, de sargento. Pero cuando nadie la mira, dicen que sonrie a la vida diciendole yo a ti te hago compañia.

Un besote

Blas de Lezo dijo...

Somos islas en un inmenso archipelago
cuyo mar es la soledad.

Seremos siempre islas
hijas de un volcán
devoradas al final por la misma mar
de la que nos vimos brotar.

Nadie te recogerá
pero puedes con mil brazos
con mil islas contactar.

Un beso desde mi pequeño islote. Blas

lola dijo...

Mi querida Flor, te mando un fuerte abrazo. Y el más puro y sincero deseo.. que este próximo Año, sea cada uno de sus días un tesoro que decida abonar la ilusión y la paz, que en ti anida.
Con cariño, un besazo